bye-piojito-eficiencia-energetica

Enseñar eficiencia energética a nuestros hijos

Sería estupendo que, más allá de algunos profesores voluntariosos y bienintencionados, las enseñanzas relativas al ahorro de energía y a las nuevas fuentes de energías renovables se integrar en los planes de estudio, y estuviesen al alcance de los más pequeños. Al fin y al cabo, la energía es nuestro futuro, y sería recomendable ayudar a los docentes a la hora de facilitar a sus alumnos información sobre eficiencia energética.

A estas alturas de cambio climático, cualquier plan de estudios europeo debería incluir una serie de recursos didácticos y de aprendizaje en Internet para que los profesores puedan facilitar a sus alumnos información sobre eficiencia energética.

Tal y como sugiere el portal Futurenergia, un profesor encargado podría organizar sus clases por su cuenta, o también formar un equipo de docentes, de distintas asignaturas, que impartan dentro de sus programas clases de eficiencia energética, ahorro de energía y energías renovables. Sería interesante reunir en estos equipos a profesores de ciencias, idiomas, ciencias sociales, arte y TIC, ya que se hace necesaria una visión multidisciplinar para que los estudiantes relacionen las energías renovables con la vida real.

Diferentes materias

Y entre la información a divulgar estaría:

  1. Eficiencia energética.

    Ratificando el Protocolo de Kyoto y adoptando el Plan de Acción para la Eficacia Energética, la Unión Europea se ha comprometido a reducir su gasto energético y sus emisiones de CO2.Uno de los objetivos clave es reducir el consumo de energía en un 20% en el año 2020. Para conseguirlo, Europa tiene que, como mínimo, doblar el esfuerzo que actualmente realiza. El marco político ha de establecerse en función de este compromiso y de los modelos de conducta que deben cambiar en nuestras sociedades para que aprendamos a utilizar la energía del modo más eficiente posible.Algunos ejemplos de eficiencia energética son:–Mejorar el aislamiento de los edificios para reducir la pérdida de calor.
    –Productos ligeros que demanden menos carburante para su transporte con lo que se disminuyan las emisiones de CO2.
    –Productos de eficiencia energética como las bombillas LED de bajo gasto energético.
  2. Ahorro de energía.
     
    Existen muchas maneras de cambiar el comportamiento personal para contribuir al ahorro de energía.Algunas sugerencias son:
    –Emplear el transporte público en lugar del coche.
    –Ducharse en lugar de bañarse.
    –No dejar en ‘stand by’ los electrodomésticos o aparatos eléctricos.
    –Caminar en vez de coger el coche para trayectos cortos.
    –No dejar las luces encendidas al salir de las habitaciones.
    –Conducir más despacio para ahorrar combustible.
  3. Energías renovables.
     
    Las energías renovables o energía limpia son todas aquellas fuentes de energía disponibles en la naturaleza que son respetuosas con el medio ambiente.Algunas de estas fuentes más utilizadas y su transformación en energía son:–Energía solar. Los paneles recogen la radiación solar para producir energía.
    –Energía eólica. La fuerza del viento se convierte en electricidad por medio de aerogeneradores.
    –Biomasa. La energía generada por procesos biológicos (plantas y materiales derivados de las plantas) se convierte en calor y electricidad en unas centrales especialmente diseñadas.
    –Energía hidráulica. La fuerza de las corrientes de agua se convierte en electricidad por medio de hidro-turbinas.
    –Energía geotérmica. La energía que existe en el interior de la tierra se transforma en calor, por ejemplo, inyectando agua fría.

Eficiencia energética

Es necesario que encontremos soluciones: emplear la energía de un modo más eficaz, ahorrarla y promover las nuevas formas de energía renovable redunda en grandes ventajas en cuanto al impacto medioambiental y la economía:

  • Permite reducir el calentamiento global y la polución ambiental, al tiempo que mejora la calidad del aire.
  • Minimiza la dependencia del petróleo, carbón y otras fuentes de energía convencionales.
  • Ahorra recursos económicos al utilizar la energía de forma más eficiente (más por menos).

Al enseñar sobre las energías renovables y el ahorro energético estaremos llevando a cabo una labor importantísima con los jóvenes que se forman, que son los ciudadanos del futuro, a la vez que conseguimos un “efecto diana” entre sus familias y otros miembros de cada comunidad.

Publicado en Conducta infantil, Pre y adolescentes y etiquetado , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *