bye-piojito-eficiencia-energetica

Enseñar eficiencia energética a nuestros hijos

Sería estupendo que, más allá de algunos profesores voluntariosos y bienintencionados, las enseñanzas relativas al ahorro de energía y a las nuevas fuentes de energías renovables se integrar en los planes de estudio, y estuviesen al alcance de los más pequeños. Al fin y al cabo, la energía es nuestro futuro, y sería recomendable ayudar a los docentes a la hora de facilitar a sus alumnos información sobre eficiencia energética.Seguir leyendo

adolescentes2-bye-piojito

Aprende a mantener una conversación normal con tu hijo adolescente

Un estupendo artículo publicado por el portal especializado DMedicina explica que la paternidad también se aprende a medida que pasa el tiempo y los hijos crecen. Y que la capacidad de adaptación de los padres a las diferentes etapas se ve a menudo puesta a prueba, en especial durante la pubertad y la adolescencia. Por su interés os reproducimos algunos puntos.

Seguir leyendo

malas-compañias-bye-piojito

Pre y adolescentes: buenas y malas compañías

No todos los amigos de nuestras/os hijas/os adolescentes son inofensivas/os. Tampoco son todas/os son peligrosas/os. ¿Cómo podemos distinguir unos de otros? «Tu madre no lo dice/ pero me mira mal/ ¿quién es el chico tan raro con el que vas?». Así canta en uno de sus grandes éxitos Loquillo, un rockero bien conocido por nuestros adolescentes. Muchas madres y padres, en cambio, sí que lo dicen al tiempo que miran mal. Los amigos de los adolescentes es uno de los temas más frecuentes de discusión entre éstos y sus padres.
Seguir leyendo

critican-todo-malas-compañias-bye-piojito

Preadolescentes: nos critican por todo

«Ni su padre ni yo parecemos dar una a derechas», confesaba hace poco Carmen a la psicóloga del colegio de su hija. «Nuestra ropa, nuestra forma de hablar, nuestros amigos… Nada de lo que antes se sentía orgullosa es ahora de su gusto ¿Es normal que con 11 años nos diga “no os enteráis de nada”?».  Y es que vuestro delicioso retoño se ha transformado en un crítico perpetuo, cuyo blanco perfecto de imputaciones y responsable de problemas sois precisamente vosotros.
Seguir leyendo